Gotham – La Serie que te Estas Perdiendo

Os traigo hoy un asunto del que no he hablado todavía en ninguna de nuestras entradas en español. Me refiero a una serie de televisión que a mí me encanta, y que por desgracia en España no se transmiten (al menos por el momento) – Gotham. Me ha parecido ver que al parecer hay un doblaje para ambas que se produce en Méjico, pero no estoy segura de que esto sea en capacidad oficial, ni tampoco estoy segura de que sea accesible a aquellos que no vean series en Internet. Por tanto, dejad que os hable sobre el tema.

Evidentemente la serie es  el producto de la oleada de superhéroes que están abarcando todos los medios y servicios de marketing y merchandise posibles: pelis, juegos, figuras, os los sabéis todos. Tanto Marvel como DC están a ver quién consigue arruinarse primero en este negocio. Actualmente tienen las dos franquicias bastantes series en televisión. Marvel empezó con Agentes de Shield, Agent Carter, y está siguiendo su historia de Los Defensores con Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage, e incluso se rumorea que le van a dar al Punisher su propio nicho. Por su parte, DC ha sacado Arrow, Flash, Supergirl y más recientemente Lucifer – y Gotham, por supuesto. Así que hay para escoger y repartir. Tal vez os preguntéis porque con tantas series a escoger de estos dos titanes del comic, he ido yo a coger esta. Veamos.

Gotham está diseñada como una especie de precuela a lo que viene siendo el círculo de Batman y cia. Y por si no os lo había comentado ya – Batman mola, es el mejor, y punto. Pero realmente ese no es el motivo de mi afinidad con la serie. Gotham sigue las aventuras de por aquel entonces detective James Gordon, en lo que se presenta siendo una ciudad gobernada por la corrupción y maleantes de segunda – corrijo: infestada por maleantes de segunda. La mayoría del primer arco narrativo se basa en la tensión creada entre las facciones de Falcone y Malone, mientras se introducen los personajes principales que acompañan a Jim Gordon en esta serie: el joven Bruce Wayne y su tutor Alfred, Selina Kyle con no más de 15 años, El Pingüino y Edward Nigma principalmente. El tono super es bastante tenue, nada exagerado, por no decir practicamente inexistente. Al fin y al cabo recordemos que DC significa Detective Comics – no super comics. A medida que nos adentramos en la segunda temporada la cosa cambia. El título de la primera mitad de temporada es “Rise of the Villains”: así es como el Detective Gordon comienza a enfrentarse con gente de cierto renombre como los Maniax y Theo Galavan que mete en el ajo a la orden de St.Dumas, mientras los trasfondos del Pingüino y Enigma empiezan a coger velocidad y peso. Mientras tanto Bruce Wayne va experimentando con sus sentimientos e identidad a medida que va descubriendo los secretos relacionados con la muerte de sus padres. Ahora que estamos en la segunda mitad de temporada “Wrath of the Villains” – “La Ira de los Villanos” nos metemos a fondo en los primeros crímenes de algunas de las almas más detestadas de Gotham: Hugo Strange conduce experimentos en Arkham que acaban por desatar a Mr Freeze y Azrael por la ciudad, mientras que Enigma y El Pingüino se convierten en las personalidades del mundo de DC bien conocidas por todos.

No pretendo hacer spoilers así que no voy a extirpar más de lo que ya he hecho. Entonces, a lo que voy. El paso de la serie es genial: es como una orquesta que empieza por lo básico hasta el crecendo, un poco como el Bolero de Ravel, cada vez que cada capa de contenido queda bien establecida, subimos el tono. En ese sentido es perfecta, porque muchas series de superhéroes o de carácter similar tienen el tempo bastante desafinado y eso hace que desconecte rápido – DC Legends of Tomorrow: quiero decir…que intentan hacer con eso? Los personajes van cada uno a su bola, unos episodios super intensos otros con 0 contenido de uso alguno. Los personajes están bastante bien caracterizados. Personalmente creo que Robin Taylor, quien hace del Pingüino es brutal: la gesticulación, la labia, el aspecto, pero todo con un toque moderno sin resultar disparatado: fantástico. Edward Nigma tiene un pequeño no sé qué, como un recuerdo olvidado de Jim Carrey pero sin ser absurdo, con gravitas y credibilidad. La muchacha que hace de Selina lo borda: la actitud, el desenfado, le saca mucho partido a las dos caras de Catwoman que conocemos, como criminal y sin embargo cómplice de Bruce. Y Hugo Strage es posiblemente una de las mejores personificaciones que existen en el universo DC – no empiezo porque entonces no tenéis serie que ver. Y bueno, eso son mis favoritos, el resto del cast es genial.

Y como punto final, hay que decir que la serie tampoco intenta ser algo que no es – es honesta. No ES Batman – de hecho Bruce Wayne tampoco aparece en todos los episodios ni es siempre el núcleo de la acción. No ES una historia de superhéroes, no vas a ver algo parecido a los Vengadores – las escenas de acción están contadas, son relativamente realistas, aparecen cuando tienen que aparecer, y punto. En ese sentido me recuerda un poco a la serie de dibujos de Cartoon Network, siempre continuando la historia desde el punto de vista de la narrativa argumental, no necesariamente por el aquel del episodio sino de la trama que tiene aún que desarrollarse. Mucha gente le critica a Gotham que la primera temporada no parece resolver nada – Y es cierto. Es posible que de la sensación de que Gordon y su compañero, Bullock, realmente no resuelven ningún cao y dejan cabos sueltos. Pero si eres tan ingenuo de no saber mirar más allá de eso, entonces creo que no has leído mucho Batman, o mucho DC, o mucho de cualquier universo de ficción en expansión. Pero cada uno de los episodios da pistas de lo que va a venir más tarde, y en la segunda temporada todo empieza de pronto a tener sentido. Y lo que es más importante, recordemos que en origen es una serie policiaca: y que yo sepa, no siempre se coge al malo. Y en muchas ocasiones no coger al malo es necesario para poder comprender al bueno o los buenos, los no tan buenos y la realidad que les rodea, y así poder entender sus motivaciones deseos y verles evolucionar.

En un espíritu muy Batman, Gotham nos recuerda que el héroe a veces hace cosas no tan buenas, y de vez en cuando el villano sea el que salve el día, queriendo o sin querer. Y cuando una serie de estas características es capaz de reinventarse dentro de su mismo género, sin resultar repetitiva, ni ridícula, conteniendo buen argumento, caracterización, e incluso humor, se merece mi atención hasta la última gota. Ahora que solo queda un capitulo para que se acabe la segunda temporada, no me va  quedar más remedio que esperar hasta el otoño para ver como continua el asunto, pero mientras tanto, si podéis haceros con ella, dadle una oportunidad y decidme que os parece a vosotros.

Hasta la próxima entrada.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s